Sapo común

Como con el erizo también esta vez fue Leo (a miña cadela) la que con sus ladridos me permitió “pillar” a este sapo, no sé si común o partero o común partero, que andaba a sus anchas por el jardín y que espero continúe por ahí haciendo sus labores durante mucho tiempo.

Anuncios