De espaldas y en latín

Leo en La Voz de Galicia que todos los domingos se celebra en la iglesia de Sta. Cruz de Mondoi (Oza dos Ríos) una misa en latín con el oficiante y acólito de espaldas a los fieles siguiendo el rito romano de Pio V. A mí, que el cura oficie de espaldas, de canto o en inglete me da lo mismo, vamos que me importa un rábano y que lo haga en latín… lo mismo, allá él, sus jerarcas y sus fieles. Por mi edad y porque no quedaba otra que pasar por la iglesia todos los domingos de dios recuerdo perfectamente las misas en latín y a aquellos (generalizo) curas que además de dar la Ostia te daban una hostia sin que supieses si lo hacía por orden divina o porque sí. Observo que la asistencia a la ceremonia fue más bien escasa, escribe Loureiro (Ramón) en su crónica que “la actitud de la veintena de fieles” ¡Veinte fieles! Joder, eso sí que les debería preocupar a los “jefes” religiosos no misar de espaldas, de frente o boca abajo… en latín, galego o chino. Algo estáis haciendo mal estimados Príncipes de la iglesia. Los que realmente están de espaldas, a vosotros, no a Dios, son los fieles y vosotros sois los máximos responsables.