Carta abierta a Don José Luis Rodríguez Zapatero

Sr. Presidente.

Si me atrevo a escribirle esta carta es únicamente con el  ánimo de mostrar mi pesar por la imagen que su gobierno transmite a la opinión pública o, al menos,  la que yo percibo. Da  la sensación de que cualquier propuesta que se hace desde su gobierno es mera improvisación. Me parece bien que los ministros  tomen decisiones, para eso se les paga. Pero, lo que cabría esperar es que esas decisiones hayan sido previamente estudiadas,  dialogadas y pactadas con el  resto del gabinete. Lo que  no se  entiende  es que los titulares de los distintos ministerios  pregonen tal o cual medida (a bombo y platillo en muchos casos)  y, horas después, usted afirme que dicha norma no será aplicada… eso  suena a descoordinación ¿no le parece? Sr. Presidente. De esta forma está dando  la sensación de que usted  intenta quedar bien con todo el mundo, lo cual es, creo yo, imposible. Su deber para con los ciudadanos es el de gobernar  y, eso, en ocasiones, implica la adopción de medidas que incomodan a una parte de la  sociedad. Por favor, le ruego que trate de  coordinar a su gobierno para que no vaya cada uno por su lado. Lo dicho, Sr. Presidente… lamentable imagen.

P. D.

Si no le importa, podría cesar a la ministra de Cultura  ¡ya!

Gracias anticipadas.

Los líderes del mundo como nunca los habíamos visto

El mes pasado aprovechando que casi todos los Jefes de Estado o Gobierno estaban reunidos en Nueva York, Platon, uno de los fotografos del “The New Yorker”, célebre por sus retratos,  montó un pequeño estudio al lado de donde se celebraba la asamblea general y logró que gran número de primeros ministros o jefes de estado, que entraban o salían de la sala,  posaran para él… incluido nuestro presidente Rodríguez Zapatero.

El Resultado de su ¡fantástico! trabajo podéis verlo “pinchando” sobre el siguiente enlace “The New Yorker” comentado por el autor.