El pescadero

Se llama Fran es de Cariño y viene por estos pagos todos los jueves del año. Para que el personal no se queje de que llega demasiado tarde y ya no trae variedad de pescado, un jueves hace una ruta y al siguiente otra para tener a todos contentos. El “elemento” (cariñosamente hablando), además de traer el pescado a la puerta de casa es un tipo que tiene un verbo fácil que “engancha”… como casi todos los que tienen que andar por esos caminos de dios ganándose la vida y aguantando nuestros caprichos. Hoy, que le tocaba de venir a última hora por nuestra zona, ya “sólo” llevaba mejillones, chipirones descongelados (no hay trampa, él es el que te lo dice… frescos es muy raro encontrarlos hoy en día), Jurelos o Jureles, Meigas (parecidas al Gallo… pero no), Pescadilla, Rubio o Bejel (yo le llamo Liberna), Pulpo, filetes de Mero, anillas de Calamar, Abadejo (uno), Pescadilla y Merlón… creo que no me dejé ninguno en el tintero. O sea, que el Fran hoy llevaba un surtido aceptable para ser “sesión de tarde”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s