Estoy indignada

Estoy indignada, defraudada y me siento estafada por un gobierno que más que regir los destinos de una nación, parece que se encarga de manejar los asuntos de una comunidad de vecinos. Porque un ejecutivo serio no puede decir una cosa ahora y desmentirla a las pocas horas y eso es lo que está ocurriendo con demasiada frecuencia.

A lo mejor es una apreciación equivocada pero siento que los miembros del gabinete, con su presidente a la cabeza, no saben muy bien cómo abordar las cuestiones de Estado y dan la sensación de que son un equipo muy mediocre que se dedica a improvisar.

La situación se repitió ayer con el anuncio del recorte de las pensiones y su desmentido posterior. Señores del Gobierno no sería más normal que debatieran concienzudamente los asuntos  antes de hacerlos públicos para evitar este lamentable espectáculo? Porque no quiero pensar que las decisiones se llevan adelante o se modifican en función de lo que digan los medios de comunicación.

Francamente me parece tristísimo.