El viaje de Benedicto

Como casi todo el mundo sabe el Jefe del Estado del Vaticano estuvo dos días en España. Concretamente en Santiago de Compostela el sábado y el domingo en Barcelona. A pesar del descomunal despliegue de medios humanos y económicos, el viaje del Papa no logró el éxito esperado por los organizadores del asunto. Ahora todos, moros y cristianos, buscan la forma de convencerse y de convencernos de que el injurioso y pecaminoso despilfarro económico efectuado en la organización de la visita del obispo de Roma será recuperado con creces en los próximos años… De los estimados 4,7 a 6.4 millones de euros de beneficio directo neto para los establecimientos turísticos, en el caso de Galicia, no se ha vuelto a hablar, lo cual es lógico, no hubo ni un euro. De los 10,7 millones de euros estimados en beneficios de  repercusión indirecta …mejor ni mentarlos. De todas formas, supongo, alguien habrá ganado en todo este asunto del peregrinaje del sucesor de Pedro.

Otra cosa,  me gustaría saber qué tienen que ver las raíces cristianas de Europa con que el pueblo no comulgue con este señor y cía. Lo digo más que nada por una serie de escritos leídos en un periódico gallego (de Galicia), periódico que, por cierto, pudo haber copiado textualmente toda la edición de “La Croix”, cabecera incluida… y quedarse ellos (los dueños) tan panchos. Sabiendo, como sé, que los señores a los que me refiero no son  unos indocumentados como yo, por ejemplo, me choca más… pero les aconsejo que no se olviden de Prisciliano y, quizás entiendan el por qué de tanto “cristianopagano” por estas tierras… en las que con un San Martiño o un San Andrés colocados en el lugar (pagano) adecuado no precisan de Roma para ser buenos cristianos.