Leyendo a un imbécil

El imbécil en cuestión es, nada más y nada menos, que el cara de cona del Arturo Pérez (guión) Reverte el gran dominador del léxico castellano y autor de un par de conachadas que le hicieron famoso y, supongo, rico. El tipo este -que semanalmente cuenta sus batallitas como excorresponsal de guerra del diario Pueblo (creo, no lo voy a comprobar) en alguno de los distintos conflictos bélicos que le tocaron en su momento y que ya no cubre porque ya no tiene el ardor guerrero necesario, ni huevos para ello- se dedica ahora a dar caña al primero que no le caiga en gracia al señor o nos cuenta sus visitas a casas de putas en compañía de narcos allá por las américas de habla española. Supongo que para recabar información para pergeñar alguna fotonovela infumable o, quizás, escudriñar libros olvidados en anaqueles apolillados de alguna biblioteca oculta para poder plagiarlos a gusto.
Esta semana, en su artículo titulado “Sobre imbéciles y malvados”, el corso con patente para la utilización chabacana del idioma que tanto ama y sobre el que nos alecciona, le da estopa al Señor Zapatero y a algunos otros con su habitual dominio de la lengua española, como es lógico en quien es miembra de la ralea académica (esto es coña, Arturito). Pero lo peor del puñetero artículo, lo que más me jode es que estoy casi en su totalidad de acuerdo con lo que escribe el cabrón del Arturo ¡Lástima de las formas!

Por Fermín Goiriz Díaz

Anuncios

Un pensamiento en “Leyendo a un imbécil

  1. Estupenda reseña. Se puede estar, en efecto, total -o parcialmente- de acuerdo con ese artículo, pero desde luego lo que no es de recibo es que eso lo diga alguien que escribe al dictado -o eso parece- de la Enciclopedía Álvarez del Franquismo y ha dejado a la altura del barro a España con novelas como Alatriste, que no hacen sino decir a los extranjeros: “en efecto, teniáis, razón. Somos un país de piojosos y de inquisidores. No dio para más”.
    Una apreciación histórica basada ¿en qué?. En nada, en la ignorancia más absoluta. ¿Cómo explica él entonces que España se aliase con Holanda contra otro rey católico como Luis XIV entre 1673 y 1700?.
    No lo explica de ninguna manera porque no tiene ni idea de la Historia de España. Eso sí, como tiene los contactos correspondientes -él mismo detalla en el prólogo al “El húsar” como llegó a publicar ese otro bodrio sobre la España de 1808- no parece que le haga falta más.
    No es hablar por hablar. A la edición de 28 de octubre de 2011 de “El espigador digital” me remito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s