Insaciables

La delegación española del gobierno mundial, la que está gobernando con saña contra los más desfavorecidos, por imposición de la Merkel o por sumisión (ver a De Guindos en Bruselas, entristece y humilla sobremanera), acaba de dar el paso definitivo para convertir a los trabajadores en meros esclavos del salvaje sistema capitalista que está arrasando con todas y cada una de las pequeñas concesiones que, amablemente, le habían otorgado a las clases trabajadoras bajo la apariencia de “conquistas sociales” logradas por la lucha de éstas. Para nada, desengáñense, simplemente se han quedado solos. Nadie a babor ni a estribor que moleste a sus fines, están reordenando el mundo a su conveniencia.
Ya han publicado en el BOE su decisión ¡Quedan despedidos! No se asusten, tranquilos… sólo cuando ellos quieran y dependiendo del humor que tengan cada mañana.
Afortunadamente, tendrán que justificar el despido mostrando a la autoridad competente un balance de dos trimestres con pérdidas o menos ingresos de los esperados (lo cual no quiere decir pérdidas), cosa que como todo el mundo sabe es dificilísimo de justificar salvo que sean unos sinvergüenzas y tengan dos contabilidades, cosa que no me quiero ni imaginar ¡Por dios, hasta ahí podíamos llegar! Barra libre, derechos al carajo… Despido “¡Porque me sale de los cojones!”.
También han decidido darle la puntilla a los decimonónicos sindicatos de clase, al darle plenos poderes al empresario que queda, desde ya, autorizado a saltarse la reglas del juego al margen de los convenios colectivos establecidos… Eso sí, todo, bajo la más estricta legalidad ¡Faltaría más! . Mientras tanto, nosotros seguimos pensando que vivimos en libertad…
“No hay mayor dictadura que hacer creer al pueblo que vive en libertad.” (Oído a una señora en la Radio)
Y qué hacemos, me pregunto, cómo respondemos a esta agresión continua del sindicato del crimen legalmente establecido con nuestros votos. Nos tiramos a la calle y empezamos a hostias los unos contra los otros… Yo no lo pienso hacer, los capos disponen de unos mozos pagados por nosotros con una condición física y una preparación para el aporreamiento de masas que acojona y, además, no estoy en edad… Así que habrá que buscar otra fórmula que tiene que ser, necesariamente, a nivel europeo sino no servirá para nada.
Ya sé que hay empresarios dignos de ese nombre que las están pasando, también, canutas… pero esta ley lo único que hace es perjudicarlos, tanto como a nosotros… No sé puede solucionar este desastre desde la manida austeridad. Es elemental, córcholis (un día es un día… sin que sirva de precedente), potenciar el consumo, de lo contrario, no hay empresa que resista.
Por Fermín Goiriz Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s