Queridas mías, feliz San Valentín

No, no me había olvidado de vosotras en este día tan señalado del calendario, todo lo contrario… Mi mente estuvo todo el santo día de dios pensando en cada una de vosotras. Pero, eso sí, debo de reconocer que sólo un par de minutos por cabeza, el día no me da para otorgaros más tiempo.

Os he enviado por correo un detalle personal a cada una de vosotras, espero haber acertado y que el regalo sea de vuestro agrado… Si por un casual a alguna de vós no le gusta el detallito que le envié, le ruego que se dirija a la oficina de objetos perdidos y le diga al responsable del negociado que el paraguas que había perdido era de otro color…

Pues nada chicas me despido hasta mañana que, si no recuerdo mal, me toca salir con Pitusa y que, como bien sabéis, no me soltará hasta el próximo San Valentín… pero, a pesar de este pequeño inconveniente para vuestros anhelos amorosos hacia mi persona, sabed que os llevo en el corazón izquierdo, el derecho ya está totalmente privatizado.

Ah! Se me olvidaba. Os habéis fijado a que precio está la jurela ¡Vine asustado del “Market”!

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s