Recortes y subvenciones por Pitusa Caruncho

Que las directrices económicas las marca Europa y más concretamente Angela Merkel, no es un secreto para nadie y que hemos de cumplir el déficit que se nos exige, tampoco. Lo que, sin embargo, no está tan clara es la forma de conseguir que cuadren las cuentas y ésto corresponde única y exclusivamente al Gobierno de la nación.

Y el gobierno popular ha decido que sólo existe una manera posible de enjugar el déficit y es, según su criterio, cercenando los derechos de los ciudadanos con unos recortes salvajes, que no harán sino retraer el consumo y, consecuentemente, ralentizar todavía más la economía.

Habría que recordar a los gobernantes, a los que se les supone una alta cualificación, que si se ha llegado a esta situación de emergencia, no ha sido porque los ciudadanos hayan dejado de cumplir con sus obligaciones fiscales. Más bien deberíamos achacarlo a la mala gestión que se ha hecho del dinero público (de todos). Durante muchos años los dirigentes políticos se han dedicado a enterrar miles de millones de euros en proyectos faraónicos carentes de cualquier utilidad, cuando no a llenar sus propios bolsillos.

Y mientras los responsables de este desaguisado económico continúan viviendo en la opulencia, el ejecutivo ha decidido que han de ser, como siempre, los trabajadores los que paguen los platos rotos de una situación que les es ajena. Me pregunto ¿por qué al gobierno no se le ocurre perseguir el fraude fiscal?, por ejemplo. Sería una muy buena forma de recaudar una cantidad nada despreciable de euros que evitarían en gran medida los recortes que están llevando a cabo todas las administraciones en servicios tan básicos como la Sanidad o la Educación.

También podría cuestionarse que mientras muchos trabajadores se ven desprovistos de sus más elementales derechos, por razones de tesorería, dicen, el gobierno gallego apruebe una subvención de 340.000 euros para repartir entre distintos medios de comunicación por “urgente necesidad”, en palabras del titular de Hacienda. Supongo que los receptores de las ayudas ofrecerán como contrapartida glosar en sus páginas las bondades de un gobierno que los trata con una deferencia que para sí quisieran algunos ciudadanos mucho más necesitados.
http://pitusacaruncho.wordpress.com/2012/02/29/recortes-y-subvenciones/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s