Ser honrado no sale a cuenta – por Pitusa Caruncho

Ya pasaron las elecciones andaluzas, en las que el PP obtuvo un resultado bastante peor de lo esperado y, por lo tanto, el Gobierno se ha atrevido a aprobar los presupuestos generales del Estado. Unas cuentas que, según los propios integrantes del ejecutivo, son las más restrictivas de la historia de la democracia.

Sin haber profundizado demasiado en los distintos apartados de los presupuestos, sí hay uno que me llamó poderosamente la atención y es el que se refiere a la concesión de una amnistía fiscal para aquellos que defraudaron a la Hacienda pública que, si no estoy mal informada es un delito o, cuando menos, una falta administrativa.

En un panorama de crisis brutal como el que vivimos, en donde se recortan millones de euros en todos y cada uno de los ministerios, con el consiguiente impacto que esto tendrá en la ciudadanía, en forma de supresión de servicios, obras, subvenciones, etc. Con un acoso, si se puede llamar así, sin precedentes a los funcionarios que han de trabajar más horas para cobrar menos; con subidas importantes en los recibos de la luz o el gas, por mencionar sólo alguna de las consecuencias inmediatas de la austeridad que propone el ejecutivo, nos encontramos con una paradoja y es que, ni más ni menos, se va a perdonar la deuda a aquellos que han incumplido sus obligaciones tributarias.
Para seguir leyendo pinchar Aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s