Algunos apuntes sobre los presupuestos – por Pitusa Caruncho

Desde que el Gobierno hizo públicos los presupuestos generales del Estado para el presente ejercicio, han sido muchos los análisis que se han hecho y todos coinciden en que se trata de las cuentas más restrictivas de la democracia. Incluso el ejecutivo asume que con estas cuentas se incrementará el desempleo en 600.000 personas.

Asumiendo que es preciso hacer recortes para conseguir cumplir con el déficit al que nos obliga Europa, los criterios a la hora de reducir el gasto son, cuando menos, significativos. Porque mientras en Educación el presupuesto se reduce en un 22 por ciento, la Sanidad un 6,8%, o la Investigación y Desarrollo, un 25% hay partidas que prácticamente no sufren alteraciones.

Entre éstos últimos podríamos citar a la Casa Real cuyo presupuesto se reduce únicamente un 2% o la iglesia a la que no se le toca ni un euro. Algunos alegarán que la Casa Real española es de las más (o la más) barata de Europa pero, habría que recordar que los salarios en España son también los más bajos de los países de nuestro entorno. En cuanto a la iglesia, no se puede entender que en un país que se define como aconfesional y en el que los ciudadanos están haciendo un importante sacrificio económico, sea la iglesia la única que no se vea perjudicada por la “gravísima crisis económica que padecemos”, en palabras de presidente del Gobierno.

Mención aparte merece el reparto de fondos con las comunidades autónomas. Aquí el presupuesto se reduce en todos los territorios cuyos gobiernos no pertenecen al PP, en todos los demás se mantienen las aportaciones, excepto en Galicia y en el País Vasco que, curiosamente, habrán de celebrar elecciones el próximo año. En algunos casos, como Cataluña o Andalucía, la reducción aprobada por el ejecutivo incumple los estatutos autonómicos.

En estas cuentas, en las que los ajustes no afectan a todos por igual, se echa de menos también una política de promoción de empleo porque un Gobierno no puede asumir como bueno que se va a incrementar el paro. Luchar contra el desempleo es también su responsabilidad y si no se potencia el consumo, por mucho que se controle el déficit, será imposible salir de esta crisis. Es sólo cuestión de sentido común.
Enlace al blog: Pitusacaruncho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s