De los derechos a la beneficencia – por Pitusa Caruncho

Lo que se está empobreciendo nuestra sociedad, gracias a la mala gestión de los bancos, es algo que nadie discute, como tampoco se puede cuestionar la pérdida progresiva de derechos de los trabajadores, tanto ante las empresas como ante la administración pública. Estas circunstancias nos conducen inexorablemente a una precariedad económica que, como estamos viendo, únicamente se puede sortear acudiendo a la beneficencia. Comedores sociales, almacenes de ropa usada, refugios, etc, etc, están viendo como aumenta su demanda día a día.

Uno de los indicadores de este aumento de la necesidad de las familias podría ser, sin duda, la proliferación de empresas de compra-venta de oro o la reaparición de las casas de empeño que ya casi nadie recuerda. Hasta hace pocos años, nadie se planteaba tener que vender la pulsera o la cadena que heredó de su abuela para poder llegar a fin de mes pero, lamentablemente, esto es cada día más habitual.

Continuar leyendoen el siguiente enlace: Pitusacaruncho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s