Digan ¡NO!

por: Fermín Goiriz Díaz (Sus Labores)
Un servidor, que como todo el mundo sabe se dedica a sus diversas labores, vamos que soy lo que algunos “espabilaos” denominan heterogéneo. Y como tal ser disperso que soy no podía dejar de hacer un comentario sobre la noticia del día ¡BANKIA!, que escrito así, con mayúsculas y entre admiraciones recuerda el famoso grito de los “kamikazes” japoneses ¡BANZAI! antes de empotrar su avión sobre el barco enemigo o lo que fuese para mayor gloria del Emperador. A qué extremos llega la alienación ¡POR DIOS!.
Pero dejémonos de preámbulos y vayamos al fondo de esta nueva desvergüenza del capitalismo salvaje imperante.
Estos gestores, no les llamo degenerados amorales porque no tengo pruebas fehacientes del hecho o sí… pero no, por ahora, de la cosa financiera hispana (de la no hispana que se ocupen los politólogos, que para eso cobran), que se han cargado la economía del país, no sin antes llevarse unos buenos fajos en forma de indemnización por su “magnífica” labor y se van de rositas sin que a nadie con mando en plaza se le ocurra investigar su gestión. Para qué y por qué… no vemos nada ilegal en su labor… dirán sus cómplices necesarios y cargarán -ya lo hicieron- el mochuelo sobre las espaldas del Estado o, lo que vienen a ser lo mismo, sobre usted y usted y usted también… Y ellos mismos, con el beneplácito de sus lacayos… Si, dénse por aludidos, sí, ustedes, los políticos, cómplices necesarios de este atraco de guante blanco al que fuimos sometidos y que tendremos que pagar con sangre sudor y sin Sanidad, ni Educación, ni Derechos Laborales, ni hostias… Ya, ya sé que no se deben decir tacos, que al perder las formas se pierde la razón, ya sé…
Esta práctica del capitalismo no es nueva, no, ya la llevaron a cabo más de una vez y la volverán a poner en práctica cuando reorganicen sus cosas a nuestra costa y tras deshacerse de algunos molestos pequeños competidores que devorarán sin contemplaciones a precio de saldo y comenzarán a jugar de nuevo, otra vez y otra vez y otra vez, si dios no lo remedia y dios, amigo, somos todos, son ustedes, los parados, los profesores, los médicos, los albañiles, los policías, los curas (los de Rouco no), los soldados ¡Ustedes son dios! ¡Hagan el milagro! Apaguen la TV y digan ¡NO!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s