La rana

Por José Varela (Periodista)
Si el cambio se produce gradualmente, la capacidad acomodaticia del ser humano actúa con control remoto, no altera la conciencia del sujeto. Solo cuando se observan las variaciones a distancia aflora la diferencia. Más que narcotizada, eventualidad nunca descartable por completo, la sociedad es rehén de las sucesivas medidas gubernamentales, ejecutadas siguiendo un plan minuciosamente maquinado. Recortes de derechos civiles, congelación de pensiones, reducciones de salarios, empobrecimiento general con excepciones, aniquilación del futuro a la juventud… para qué seguir.

Para leer el artículo completo ir al siguiente enlace: La Voz de Galicia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s