Báñez y sus ocurrencias

Por Pitusa Caruncho
Que el gabinete de Mariano Rajoy no lo integran los más listos de la clase por mucho que sus curriculus digan lo contrario, es algo que a casi nadie se le escapa. Pero ocurre con casi todos los gobiernos. Sospecho que cuando uno llega a presidente del ejecutivo, sobre todo en aquellos casos en los que parecía una quimera como el que nos ocupa, a la hora de elegir a las personas que lo acompañarán en su periplo, seleccionan a individuos de perfil bajo con el fin de que no puedan hacerles sombra.

De otro modo no puede entenderse que una señora como Fátima Báñez que todo lo que hizo en su vida, laboralmente hablando, ha sido militar en el Partido Popular y que nunca ha tenido un trabajo remunerado en la empresa privada, ocupe la cartera de empleo, ni más ni menos. Desde su llegada al ministerio ha tomado muchas medidas -todas las que le ordenó la superjefa Merkel-, con lo que ha conseguido el más difícil todavía, que es llevar a este país a la cifra de paro más alta de la historia con más de seis millones de personas sin empleo.

Pero no importa, esta señora es feliz, o al menos lo parece cada vez que se presenta en público para explicar su gestión y se atreve a decir cosas tan profundas como que la virgen del Rocío “nos va a echar un capote”, o que están muy moderadamente satisfechos (le recomendaría unas clases de lenguaje y sintaxis básicas). Cuando pensábamos que ya no podía superarse, la inefable ministra de desempleo -se le podría llamar así-, lo ha hecho. En referencia a los muchos jóvenes que se ven obligados a abandonar el país para tratar de buscar un futuro que aquí se les niega, se atreve a afirmar que se trata de un ejercicio de movilidad exterior y lo hace con una sonrisa que, cuando menos, es una burla a la ciudadanía.

No sé si esta señora se cree muy simpática, o si le hace mucha gracia ver como se empobrece este país, pero hay cosas que no se pueden tolerar en un político como son la burla y el engaño sistemático a la población. Si es incapaz de gestionar una situación complicada como la que estamos viviendo, que se vaya a su casa a hacer punto, bricolaje o a comer jamón, que supongo que es lo que hace en su despacho en el ministerio, vistos los resultados de su gestión. Pero lo que ya no se puede tolerar por más tiempo -ya está bien- es que se sigan riendo de todos los españoles, muchos en situación precaria, mientras ellos continúan en su burbuja, cobrando sus buenos salarios y sin enterarse de lo que ocurre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s