El líder carismático visita al emperador.

Por Fermín Goiriz Díaz

Tras su visita a Obama, el emperador designado por los pretorianos, para recibir un par de palmaditas desganadas que bien se merecen un escudo antimisiles y un “hay que mejorar la cosa de los parados” como tarea para el próximo curso, Mariano regresará feliz a su casa con la foto que le llevará a la posteridad de la hemeroteca del ABC que no es gran cosa pero, que para un panolis como él debe de ser la repera.

También le dio sus palmaditas en el envés la señora esa tan alta que preside el FMI y que al fin y al cabo es, junto con la capataz Merkel,  la que da las órdenes al panoli de por dónde tiene que tirar según las directrices de los grandes jefes del cotarro financiero. Aunque para eso ya tienen a su representante en el propio Gobierno, es conveniente hacer creer al personal que Mariano pinta algo.

Y así de feliz nos vendrá a contar a todos que ha sido una experiencia gratificante y que el emperador y la subalterna gabacha están boquiabiertos con su liderazgo y que en dos telediarios el proletariado (dejémonos de coñas de “clase media”, “clase popular” y otras conachadas), podrá dejar de revolver en los cubos de basura o morirse en una camilla del pasillo de urgencias a pesar del esfuerzo, nunca agradecido suficientemente, de médicos, enfermeras y demás personal sanitario.  Y hasta puede que se permitan encender la estufa una hora al día, que es un tiempo más que suficiente para que se templen pero sin correr el  riesgo de que se les calienten demasiado las gónadas y se pongan bravos.

El panoli también nos hablará de la inmejorable ocasión que tienen los inversores para apostar por España ahora que puso el kg de proletario a la par del  bono basura. No necesitarán ni invertir en robots ¡todo a mano y sin mantenimiento! Con derecho a patada en los huevos si el señor capitalista lo tiene a bien.

Que feliz debe de estar este pinacha de los capitalistas (¿lenguaje demodé? ¡YA!), dueños y señores de los medios, de la banca, de la industria, de la agricultura, etc, etc, etc… Si queda algo que no esté en sus manos ya se lo pondrá el tonto útil en el momento oportuno… mientras tanto, que se dedique a mantener el orden público, recaudar los impuestos a quien debe y que no meta demasiado la pata aunque esto es más complicado para el panolis que llegar a ser Presidente ¿Cómo puede llegar semejante cosa a tal cosa?, valga la redundancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s