Un sindiós

Juan José Millás
Todo este programa reformador de gran calado no puede ponerse en marcha sin mentir
Desde que los ministros de Rajoy, en especial Montoro y Ana Mato, decidieron explicar didácticamente los porqués de la demolición del Estado, entendemos las cosas mucho mejor. He aquí un resumen, claro como el agua, de sus argumentos: Se pone precio a la sanidad para que continúe siendo gratuita y se expulsa de ella a determinados colectivos para que siga siendo universal. Se liquidan las leyes laborales para salvaguardar los derechos de los trabajadores y se penaliza al jubilado y al enfermo para proteger a los colectivos más vulnerables. En cuanto a la educación, ponemos las tasas universitarias por las nubes para defender la igualdad de oportunidades y estimulamos su privatización para que continúe siendo pública.
http://elpais.com/elpais/2012/04/26/opinion/1335442116_849344.html

De los derechos a la beneficencia – por Pitusa Caruncho

Lo que se está empobreciendo nuestra sociedad, gracias a la mala gestión de los bancos, es algo que nadie discute, como tampoco se puede cuestionar la pérdida progresiva de derechos de los trabajadores, tanto ante las empresas como ante la administración pública. Estas circunstancias nos conducen inexorablemente a una precariedad económica que, como estamos viendo, únicamente se puede sortear acudiendo a la beneficencia. Comedores sociales, almacenes de ropa usada, refugios, etc, etc, están viendo como aumenta su demanda día a día.

Uno de los indicadores de este aumento de la necesidad de las familias podría ser, sin duda, la proliferación de empresas de compra-venta de oro o la reaparición de las casas de empeño que ya casi nadie recuerda. Hasta hace pocos años, nadie se planteaba tener que vender la pulsera o la cadena que heredó de su abuela para poder llegar a fin de mes pero, lamentablemente, esto es cada día más habitual.

Continuar leyendoen el siguiente enlace: Pitusacaruncho

Eufemismos – por Pitusa Caruncho

El nuevo gobierno del PP está dejando claras algunas cosas en estos primeros días de gobierno y una de ellas es lo pronto que se olvidan las promesas que se hacen desde la oposición. Me refiero a aquello que pregonaba a los cuatro vientos Mariano Rajoy, de que cuando su grupo accediera a la Moncloa, llamarían al pan pan y al vino vino.

Sin embargo la realidad es bien distinta, al menos en estos primeros compases de la legislatura. Así, podemos observar como el titular de Economía, Luis de Guindos, evita pronunciar la palabra recesión y utiliza un eufemismo hablándonos de desaceleración que, por lo que se ve, suena mucho mejor y además, sospecho que piensa que así los ciudadanos no sabremos de lo que se está hablando, ni lo que está ocurriendo.

Similar actitud adopta la ministra de Sanidad, Ana Mato, cuando se refiere a la violencia machista o de género, llamándole violencia en el entorno familiar. En este caso, estimo que ni tan siquiera se trata de un eufemismo, Continuar leyendo AQUÍ

Unas fotos de Navidad

Quizás en vez de colgar unas fotos debería de estar escribiendo un comentario sobre el, politicamente hablando, fértil día que nos ha caído hoy… Inauguración oficial de la X legislatura con prolongada ovación al oficiante … Embastonamiento de mando a la señora doña Ana Botella… Que el nuevo lince de las cosas de la economía del Gobierno del señor Rajoy, contrariamente a lo que nos prometía, no va a arreglar la cosa en un plis-plas sino que va a empeorar, cayó de un guindo el hombre… Que la señora Mato acaba con la violencia machista de un plumazo y pasa a ser violencia en el entorno familiar… Y así hasta el agotamiento, pero como estoy perezoso cuelgo las fotos tomadas en Ferrol el día Nochebuena. Una de ellas me encanta y no precisamente por su calidad técnica, sino por la maravillosa naturalidad y respeto con el que  tres niños de corta edad escuchaban a un trío de Jazz en la calle Real…  Espero que os gusten.