Un año y un día después…

Por: Fermín Goiriz Díaz
Hoy, sin saber el porqué, lo primero que hice al sentarme delante del ordenador fue visitar a mi ya casi olvidado blog personal. Quedé sorprendido al ver que el último post que publiqué tiene fecha de ayer, pero de hace un año.
Durante unos segundos, que me parecieron minutos, me quedé bloqueado cual Windows y, como veterano que soy en esto de los bloqueos varios, apagué y volví a encender mi equipo. Unos segundos después mi disco duro personal e intransferible (de momento creo que lo es, pero todo se andará), comenzó a trabajar tomando la decisión de abrir el OpenOffice Writer y ponerse a escribir lo que ustedes están leyendo y que espero no les indigeste lo que resta del día.
Durante este año la cosa internacional está más o menos como siempre y los que se mueren de hambre también son los de siempre. Las guerras mundiales se juegan en campos de batalla “neutrales” para que parezca que la cosa no va con los verdaderos contendientes principales del cotarro y así, también, les ahorran un disgusto a sus súbditos al ver caer los misiles y demás artillería en sus propias casas. Mucho mejor verla por la televisión, dónde va a parar?
Los británicos decidieron en referéndum que se van de la Europa política creando algún roce que otro pero que la libra esterlina se encargará de solucionar sin mayores problemas. Mientras tanto, los fondos de inversión ingleses compran todo cuanto se mueve en España, excepto a los camareros, que los prefieren libres de ataduras contractuales.
En España la cosa está… perdón, de España escribiré en cuanto me llegue el níhil óbstat del Ministerio correspondiente.
Me alegro de que mi disco duro haya decidido dedicar unos minutos a este, a pesar del aparente abandono, querido blog.

Anuncios

Motivos para indignarse

Por Manuel Lago (Economista)

La Voz de Galicia, 10 de octubre de 2012

Cada vez que se conoce una estadística sobre fiscalidad aumentan los motivos para indignarse. La combinación de los datos de tres estadísticas oficiales conocidas en los últimos días nos describe una realidad fiscal absolutamente inaceptable.

La primera la proporciona Eurostat, que señala que España sigue estando entre los países con menores ingresos públicos de toda la zona euro. En el 2011 el conjunto de las Administraciones públicas de España recaudaron una cifra equivalente al 35 % del producto interior bruto (PIB) español, un pobre porcentaje en términos comparados porque nos sitúa 10 puntos por debajo de la media de los países del euro. Como el PIB español es de algo más de un billón de euros, es fácil calcular que si España tuviera la misma presión fiscal que la media, los ingresos públicos aumentarían en 100.000 millones de euros cada año. Sí, ha leído bien, con la misma presión fiscal que los alemanes, en España no tendríamos ningún problema de déficit, que es ahora de 70.000 millones año, y además nos habríamos ahorrado los brutales recortes que hemos sufrido en los dos últimos años.

Para leer el artículo completo ir al siguiente enlace: La Voz de Galicia

 

El falso argumento de la solvencia

por Manuel Lago (Economista)

(La Voz de Galicia, 12/09/2012)

Resulta sorprendente ver al presidente de la Xunta de Galicia presumir de su gestión económica. Sorprendente porque la legislatura que ahora termina ha sido un desastre en términos económicos. Estamos otra vez en recesión, la segunda en estos tres años y medio, algo que no había ocurrido nunca en nuestra historia. Se han destruido 135.000 empleos y el número de parados ha aumentado en 113.000 personas más llegando a alcanzar la cifra brutal de 276.000 desempleados. Ante esta terrible realidad, ¿de qué presume Feijoo?

Para leer el artículo completo pinchar sobre el siguiente enlace: La Voz de Galicia

En el camino del abismo

por Manuel Lago (Economista)
La Voz de Galicia.es – 28 de abril de 2012

Los datos de la EPA, la brutal destrucción de empleo y el imparable aumento del paro, producen escalofríos porque trimestre a trimestre nos llevan camino del desastre. Ya no estamos ante un simple debate económico o de política de empleo, estamos ante una situación que nos asoma al vértigo del abismo social. En un país con 5.639.500 personas en paro, casi el 25 % de su población activa, lo que empieza a estar en cuestión no es solo su estabilidad económica, sino también la social y la política.

Leer artículo en: La Voz de Galicia

Mariano erre que erre

Por: Pitusa Caruncho

En los últimos días España ha entrado en recesión, la prima de riesgo supera con mucho los 400 puntos, la encuesta de población activa contabiliza 365.900 nuevos parados en el primer trimestre de este año -a pesar de la maravillosa reforma laboral de la señora Báñez-, Standard & Poor´s rebaja 2 escalones la nota a nuestro país -dejándolo a las puertas del bono basura- y el consumo de las familias se estanca.

Pues bien, con todos estos datos sobre la mesa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy sigue erre que erre. Habla con la prensa -algo inusual- e insiste en que vamos por el buen camino y que las medidas que está adoptando, que dijo no son las de Merkel, son las únicas que nos pueden sacar del pozo en el que estamos metidos.
Enlace al artículo completo: Pitusacaruncho

Siempre pagamos los mismos – por Pitusa Caruncho

Que estamos inmersos en una profunda crisis económica de ámbito mundial, no se le escapa a nadie, que los milagros no existen, tampoco y que el Partido Popular no tiene una varita mágica para resolver un problema del que, como queda demostrado, no era el único culpable el expresidente Rodríguez Zapatero, también.

Una vez reconocidos estos extremos, me llama la atención que la primera medida económica que adopta el nuevo ejecutivo del Partido Popular, sea la de congelar el salario mínimo interprofesional que alcanza la “desmesurada” cifra de 641 euros. Continuar leyendo aquí