Los secretos de Wikileaks

En un post anterior decía que los “papeles” publicados por Julian Assange y sus colegas, no me descubría nada nuevo. Hoy, manteniendo lo dicho, voy a intentar matizar la cosa.
La mayoría de la gente, si se lo propone, puede tener una idea de por dónde van los tiros de la cosa política mundial, nacional o local… Guerras espurias, asesinatos, corrupción política y económica, Bancos intervenidos y salvados con dinero público, que luego pagan insultantes y millonarias cantidades de dinero a los responsables de sus quiebras,  medios de comunicación impresentables… y lo que quieran ustedes añadir a la lista. Bien, dicho esto, también digo que los ciudadanos tenemos gran parte de responsabilidad en que ciertas cosas no mejoren. Pongo un ejemplo que a los españoles nos es muy cercano. Me puede alguien explicar cómo es posible que a pesar de los miles de datos existentes sobre varios casos de corrupción por parte de varios políticos, se publiquen encuestas donde nos informan que menganito o fulanito, enfangados hasta el cuello en varias tramas político financieras, de convocarse ahora mismo elecciones obtendrían mayoría absoluta. No estaría de más que intentásemos hacer un esfuerzo por nuestra parte para parar o, al menos intentar que estos hijos de puta, elegidos y pagados con nuestros impuestos no vuelvan en su puta vida  a ocupar puesto alguno y, si puede ser, que alguien legisle para que cuando un político delinca en contra de la sociedad a la que teóricamente representa y administra, se le aplique el doble de condena que la mayor estipulada para un ciudadano de a pie por el mismo delito… Otros vendrán que harán lo mismo, dicen algunos. Puede ser… pero éstos no. Por lo tanto me alegro de que la información de Wikileaks nos confirme lo que ya más o menos sabíamos… Pero esa información, sin acción, es igual a nada.

Si lo desean pueden echarle una ojeada a este artículo firmado por Pepe Escolar publicado en Asia Times en mayo de 2003… No crean que por haber sido escrito hace “tanto tiempo” el artículo no tiene actualidad. Por cierto, creo que todavia no existía wikileaks. (el artículo está en inglés)

“La primera víctima de una guerra es la verdad”

Eso es lo que nos recordó Julian Assange,  fundador de Wikileaks (Enlace roto por orden del emperador),  tras la publicación en su web de los casi 400.000 documentos confidenciales donde sale a la luz pública la complicidad de las fuerzas de “liberación” desplegadas en Irak en la tortura y asesinato de cientos de miles de iraquíes, mayoritariamente civiles. Lo triste del asunto no sólo es que la verdad sea la primera víctima en las guerras, lo es en la guerra y en la paz. La mentira y la manipulación son prácticas habituales en  prensa, cine, política, medicina, justicia, religión… Pero no por sabido deja de ser interesante que la publicación de unos documentos confidenciales desencadene tal revuelo, cuando cualquier persona pudo seguir en directo, o casi, las vejaciones, torturas o asesinatos de la población iraquí sin moverse de su sofá… Parece como si aquellas imágenes de hombres y mujeres torturados y vejados en las prisiones bajo control de las fuerzas del imperio del bien (USA & Cía), no hubiesen existido nunca… Bienvenidos pues los “papeles confidenciales”, gracias a los que ¡por fin! nos enteramos de que las guerras, incluso las de “liberación” son lo que son… Para finalizar con esto quiero transmitirles mi preocupación por la posible formación de una Comisión de Investigación por un organismo oficial (creo que leí algo de que la ONU iba a formar una…). Cuando un organismo oficial crea tal cosa… ¡OLVÍDATE!