Mondoñedo

No me voy de puente

Tenía yo ganas de irme de puente y darme una vuelta por Lugo, una de las ciudades que más me agradan para pasar un par de días, pero no pudo ser… El cajero se negó en redondo a mis pretensiones a pesar de mi insistencia. Le di de comer con la tarjeta de débito, con la de crédito, con la visa y hasta con la del DíA. No hubo manera, introdujera la que introdujera por su metálica boca este me la devolvía al instante tras hacer unos ruidos extraños con sus tripas. Así que, lamentándolo mucho, no me queda otra que aguantar este largo fin de semana en casa, que estas sean todas las desgracias… Dios proveerá.

Para adornar el comentario os dejo un par de fotos de Lugo… y un mensaje de Manuel María grabado en piedra en el que nos invita a vivir siempre.

Traducción:

Sin metafísica poética digo mi mensaje:

vivid.

Sin gritos que lleguen a las entrañas:

vivid. Vivir siempre

Vivir ahora, antes y después.

Chantada

Aprovechando la celebración de la XXVIII Feira do Viño de Chantada decidimos darnos una vuelta por allí y, además de tomarnos un buen vino de A Ribeira Sacra, hacer alguna visita por la zona. Lo más destacado del “Concello” es, sin duda, el casco viejo con edificios bien conservados y otros en proceso de rehabilitación.  Después de recorrer la zona vieja no está de más darse una vuelta por el paseo fluvial del río Asma o tomarse un refrigerio en  uno de los locales de la zona.  Ahí os dejo unas fotos de la visita al centro de Galicia. Ah! Se me olvidaba un detalle sobre la “Feira do Viño” y ese detalle, como no podía se de otra manera,  tiene que ver con la actitud ¿infantil? de algunos políticos… parece ser que la corporación municipal de Chantada había invitado al acto inaugural a los siete alcaldes de las ciudades más pobladas de Galicia, además de al Sr. Alcalde de Porto (Portugal) que hizo de pregonero de la fiesta.  Pues bien, la cosa fue que el Sr. Presidente de nuestra comunidad, Don Alberto Núñez Feijoo, no sé si por un malentendido o por otras razones se presentó en el recinto ferial acompañado de una extensa comitiva y se convirtió de facto en “inaugurador” oficial del acontecimiento…  Lo que yo digo, son como niños.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Unas fotos en Belesar, Chantada (Lugo)

Si algún día os coincide visitar la comarca de Lemos (Lugo), os recomiendo que os acerquéis hasta el pueblo de Belesar a donde llegaréis desde Chantada en poco más de diez minutos. Tras un recorrido sinuoso por los llamados “Codos de Belesar” que transcurren por los restos de la antigua calzada romana, podréis disfrutar de unas impresionantes panorámicas de los viñedos cultivados en terrazas creadas por los agricultores en las laderas de los montes que se precipitan sobre el río Miño.  Ahí os dejo unas fotos…

Una parada en Goiriz

Aprovechando el regreso de un viaje a Oviedo, hice una parada en mis feudos para preguntarle al “hidalgo de goteo”  que tengo a cargo de la administración de mis bienes si todo estaba en orden y, de paso, hacer unas fotos para comprobar en palacio si el cabroncete me estaba engañando. Revisadas las fotos veo que todo está más o menos igual que en el siglo XVIII que fue cuando terminé las obras de la iglesia… dos siglos después de haberlas iniciado. Cuando me embarco en un proyecto no me importa el tiempo que se tarda en realizarlo, lo que quiero es rematarlo bien. El cementerio de estilo neogótico está bastante bien conservado. Tengo que darle algo más de publicidad a ver si así recaudo más, ya que  se trata de una joya popular única. Se me olvidó comprobar si de la fuente del “Campo do Cristo”, pegada al “cruceiro”, todavía mana agua (eso será otro día). Os aconsejo una parada en Goiriz aunque sólo sea para ver el cementerio.

Unas fotos de Viveiro

Hacía años, demasiados, que no me daba una vuelta por Viveiro, grave error, sin duda,  no haberlo hecho. Prometo visitar la zona con más frecuencia… lo merece. El mayor problema es la carretera que va desde Ferrol por la costa ¡LAMENTABLE!

Mosteiro de Valdeflores – Monasterio de Valdeflores, Viveiro

Leyenda

Cuenta la leyenda, que cerca de la desembocadura del Río Landro, en la zona conocida como Xunqueira, llamada así por estar poblada de  juncos, apareció una de estas plantas cubierta de flores en pleno invierno, manteniéndose así largo tiempo. Por ese motivo al lugar donde se encuentra el monasterio se le denomine Valdeflores . Un año después, estando un labrador en sus labores del campo, oyó una voz que procedía del centro de la tierra, pero el campesino no hizo caso hasta que la voz se repitió insistentemente y apareció la imagen de la Virgen. La citada imagen fue trasladada en procesión a Viveiro y depositada en una capilla, pero al día siguiente, la imagen desapareció y fue  encontrada de nuevo en el valle de A Xunqueira, sobre una roca que se encontraba donde está ahora el altar mayor de la Iglesia del convento.

Monasterio de Valdeflores – Mosteiro de Valdeflores

Construido a finales del siglo IV, de trazos románicos y góticos. Primero se levantó la iglesia, ligada a la imagen de la Virgen de Valdeflores. Al pie de la ermita se edificó el monasterio, del que se sabe que ya existía en el año 1406. Se realizaron obras en el año 1550 a las que contribuyó el Concello de Viveiro. Remodelado también en el siglo XVIII y recientemente, en el primer tercio del siglo XX, se realizaron obras de modernización del noviciado; instalación de luz eléctrica, bomba de agua y locutorio. La torre del campanario la realizó J. Cao en el año 1618, tomando como referencia  los trazos y la altura del campanario del desaparecido monasterio de Santo Domingo de Viveiro. En la parte sur del convento, entrada a la Iglesia con una portada ojival de arco interno en forma de trébol y ornamentación románica. Arcos sostenidos por dos columnas y jamba, con capiteles de hojas. En la parte superior una escultura de Santo Domingo, procedente del desaparecido monasterio dominico de Viveiro y atribuida al escultor Sarmiento.  El interior del templo consta de una sola nave, presbiterio y coro bajo y alto al fondo. Arco de entrada al presbiterio apuntalado sobre columnas pareadas antiquísimas. En el lado derecho, capiteles de hojas y en el izquierdo, parejas de animales, ambos de estilo románico. Retablo moderno en cuyo centro se venera la imagen de nuestra Señora de Valdeflores, tres bajorrelieves antiguos con escenas de la aparición de la virgen y seis figuras santos dominicos bajo doseles. Detrás del retablo existen restos de pintura mural antigua en la que se puede apreciar las Tres Marías. Entre el mobiliario destaca un  órgano del siglo XVIII y un venerado Lignum Crucis traído de Jerusalén por la beata Constanza de Castro

(Fuente: Panel informativo en el exterior del convento)