Golfo en el super

Hoy, como muchas otras veces, me encontré con el amigo Golfo esperando pacientemente a que su amiga humana terminase con unos asuntos propios de su especie y volviese en su busca. Mientras esperaba el reencuentro, no pude resistirme a inmortalizar al, quizás, mayor librepensador de la “Vila e Terra de Cedeira”. El hecho de ser muy independiente no impide que sea un “tipo” legal con sus amigos y jamás te dejará abandonado a tu suerte salvo que… alguna amiga canina ronde a menos de una milla de distancia, si eso ocurre ¡olvídate de Golfo! Ya volverá, cuando pueda.