Padezco el síndrome de Cospedal

No crean ustedes que es una de mis habituales coñas marineras. En absoluto. El otro día, aprovechando que fuimos acompañar a un familiar a la consulta del cirujano y que mi presencia no era necesaria,  me dediqué a dar un paseo por las instalaciones del centro médico. Andaba yo deambulando por los pasillos de las distintas plantas de Consultas Externas; parando por aquí para saludar a un viejo conocido… apurando el paso por allí para escapar de otro… Cuando oigo que alguien me llama cómo lo hacían los amigos de toda la vida… ¡Min! Me giro y reconozco al instante a mi viejo amigo Juan. Aunque vivimos relativamente cerca el uno del otro y tenemos nuestros números de teléfono, es rarísimo que coincidamos más de dos veces en el año. Pero la amistad y la disposición del uno para el otro  no cambia. Si uno tiene un problema o, simplemente, quiere desahogar sus penas ahí estamos para lo que haga falta. Además de amigo, el doctor Covas, es uno de los mejores psiquiatras  de la comarca ártabra… Después de los abrazos y preguntas de rigor  ¿Qué tal los hijos, qué tal Pitusa, qué tal tu madre? Aproveché la ocasión para pedirle su opinión profesional sobre un asunto que me tenía preocupado. Suelta, Fermín… ¿Qué te ocurre? Mira, Juan… no sé cómo empezar… Por el principio, si te parece bien (me dice el cabronazo). Es que llevo un par de  días en que no se me va de la cabeza  la idea de que me están espiando… ¡Ya! me dice mientras me agarra del brazo y me lleva hacia un lugar tranquilo… Min, amigo ¡Ni puto caso al asunto! Lo único que tienes que hacer es dejar de leer periódicos, ver la televisión, escuchar la radio y listo… ¡Ah! Y por  Internet solo porno, nada de política hasta las próximas elecciones. O sea, no tengo nada y me aíslas del mundo… Raro ¿No te parece?.¡No, de raro nada! Lo único que tienes es un simple síndrome de Cospedal, nada grave… Ya sé que te gustaría que te dijese que padecías el de Stendhal que es más chic, pero es lo que hay. Así que, haz el favor de seguir mis consejos y en unos meses ya ni te acordarás del asunto. Tras la despedida de rigor volví a la sala de espera de cirugía. Me senté en una silla libre… y abrí el periódico por la página de anuncios por palabras… “Sanxoán. Su detective privado…” ¡Joder!

LHD Canberra

Si tenéis oportunidad de venir a Ferrol el próximo día 27 17 de febrero (15:46) os recomiendo asistir a la botadura de este impresionante buque diseñado por NAVANTIA (Bazán) con la colaboración de la Armada Española. El “CANBERRA” es el primero de los dos buques anfibios que se construyen en Ferrol para la RAN (Royal Australian Navy), el segundo llevará el nombre de “ADELAIDA”. Se trata de buques casi idénticos al”JUAN CARLOS I” entregado recientemente a la Armada Española, que sirvió de prototipo de la serie… Como lo de entrar en el astillero para poder asistir, desde primera fila, a la espectacular maniobra es complicado, os recomiendo que lo hagáis desde el paseo marítimo de Caranza (que es desde donde hice las fotos), desde allí podréis contemplar perfectamente la, aparentemente, rutinaria maniobra… pero que de rutinaria no tiene absolutamente nada…

Características del Buque de Proyección estratégica “CANBERRA”

Eslora total: 230,8 m (largo); manga máxima: 32 m (ancho); calado a plena carga: 7,1 m; desplazamiento a plena carga: 27.580 t; velocidad máxima a plena carga: 21 n; área dique y cubierta de carga pesada 2.600 m2; área  hangar y cubierta de carga ligera: 3.000 m2; tripulación 243+1.200; autonomía 9.000 mn a 15 n

Enlace para ver las fotos de la botadura: Aquí

Homenaje a los presos en Cedeira

“En memoria de todas las personas que sufrieron la represión en los campos de concentración de Galicia y en agradecimiento a todas aquellas que, en momentos tan difíciles, compartieron con ellas lo poco que tenían”

Así reza la placa colocada en el monolito inaugurado hoy en Cedeira, en homenaje a los presos políticos confinados en el campo de concentración habilitado en una fábrica de salazón existente en el lugar de “A Revolta” por el que pasaron 724 represaliados por el franquismo. La mayoría de ellos procedían  de Asturias de los que unos cincuenta fueron ejecutados  en la cercana  playa de Vilarrube. Un nutrido grupo de  familiares de los presos asturianos estuvieron presentes en la inauguración del monolito colocado por el ayuntamiento cedeirés en el lugar en el que estaba ubicado el campo de prisioneros. Al acto asistieron entre otros, el  presidente del Principado de Asturias, don Vicente Álvarez Areces; el presidente de la Diputación de Coruña, don Salvador Fernández Moreda; el diputado del PSdeG-PSOE en el Congreso, don Xavier Carro Garrote  y los  alcaldes de la villa de Cedeira, don José Luis Vergara Rey y de Ferrol, don Vicente Irisarri Castro. También estuvieron presentes miembros de  la asociación Fuco Buxán y Asociación Memoria Histórica Democrática que, junto con el concello cedeirés, se encargaron de la organización de los actos.

Una visita al casco antiguo de Cedeira

Ayer nos dimos un giro por la parte antigua de la villa de Cedeira situada en la margen derecha de la desembocadura del río Condomiñas. Al estar situado en la ladera del monte sirve a la vez como magnífico mirador de la ría. Subiendo por la calle Real nos encontramos con el edificio del Concello, donde en un mural de cerámica reza una leyenda que habla del linaje de los Lago “hidalgos muy principales del reino de Galicia“, cuyos orígenes se remontarían al conde de Lanzarote… Caballero éste que vino de Britania y pobló la villa de Cedeira (¿leyenda Artúrica?). Más arriba llegamos a la calle de la fuente donde, además de una fuente, existe una estatua sobre una columna que representa (a mi me lo parece), a un romano con una hoz y un atillo de trigo… Una señora, amablemente, me dijo que parece ser que el monumento es una alegoría de la primavera… Desconocía la fecha en la que pudo colocarse dicha estatua, pero que ya su abuela tenía conocimiento de su existencia cuando era una niña… por lo que podía asegurar que tenía más de 100 años. Algo más adelante, nos encontramos con una cruz tallada representando a Cristo en la cruz y a la virgen orando. No tengo ni idea de que época puede ser aunque no descarto que sea una talla de la época medieval. Continuando por la calle da Cruz nos dirigimos hacia las viviendas conocidas en la Villa como “crónicas”, parece ser que reciben este nombre por coincidir su construcción con una famosa serie de los años 70 titulada “Crónicas de un pueblo”. Desde allí las vistas sobre la ría y villa son impresionantes, sólo por eso ya vale la pena subir hasta el lugar. Bueno, por hoy ya está bien de darle a la tecla.  Ahí os dejo unas fotos… otro día hablaremos de la biblioteca, de la iglesia… y otros.

El mejor amigo del hombre

Hay quien dice que el perro el es mejor amigo del hombre, yo tengo mis dudas. Aunque se calcula que el hombre y el lobo, ancestro de nuestros perros,  se pusieron de acuerdo para convivir hace ya unos 15.000 años. Lo cual les da, sin duda, cierto estatus… No lo es menos que,  cuando el hombre se vuelve sedentario gracias al incipiente desarrollo de la agricultura (hace de esto unos 10.000 años), cerdo y humano establecen una relación cuasi simbiótica. Aun hoy, como en la prehistoria, podemos ver a los cerdos circular libremente por muchos pueblos de cualquier esquina de la Tierra en perfecta armonía con el “bicho superior”. Su carne siempre fue apreciada por la mayoría de los habitantes del planeta, pero la religión judía y musulmana prohíben utilizarla como alimento “Ni puerco: porque tiene uña hendida, mas no rumia, os será inmundo. De la carne de éstos no comeréis, ni tocaréis sus cuerpos muertos.” (Deuteronomio, XIV, 8);  “El animal encontrado muerto, la sangre, la carne de cerdo… (Corán, 5, 4). Generalmente se admite que la razón por la que se decretó intocable al cerdo está ligada al hecho de que es un animal omnívoro, lo que conlleva que también aprovecha para su alimentación los excrementos de otros animales, por lo que puede ser portador de gérmenes patógenos para los hombres. Dicho todo esto, de lo que no tengo duda, es que sin nuestro amigo el cerdo, no sé cómo nos habría ido…

Os pongo dos fotos de una “porca celta” que vive en semilibertad en un bosque de nuestra parroquia.