Si esto es el futuro, es que no tenemos futuro.

por: Fermín Goiriz Díaz (Sus labores)
Nueve horas diarias se pasa la joven en su trabajo, el doble más una de regalo de las que especifica su contrato a media jornada por el que recibe 17 euros diarios, ya sé que no descubro nada nuevo que no supiéramos casi todos los “levitantes” e incluso los sabios de la Moncloa y sus portavoces empotrados en los medios de comunicación adjuntos a Presidencia. Pero no por sabido, deja de ser escandaloso.
Y esto no tiene absolutamente nada que ver con el déficit público -que en realidad es deuda privada- ni con el pacto fiscal europeo, ni con tener mayor o menor soberanía con respecto a Europa.
Esto es simplemente dejación de funciones por parte de los organismos correspondientes del Estado o de la comunidad autónoma correspondiente. Si esto es el futuro, es que no tenemos futuro.

Los jóvenes son unos vagos

Todos, sin excepción, si no díganme como se entiende que rechacen trabajos por los que cobrarían unos 1.100€ mensuales por “currar” solamente 12 horas diarias de lunes a viernes y 8 horas los sábados. Un horario perfecto a todas luces, no tendrán tiempo para leer… que es cosa perniciosa donde las haya, ni para ir al cine, ni  para perderlo  tonteando con la novia o el novio. Sólo tendrían tiempo para comer lo que les permitiría ahorrar un buen dinero en poco tiempo. Y, además, seguro que sus jefes les darían la oportunidad de ir a trabajar algún domingo que otro a cambio, eso sí, de nada menos que 10€ por hora trabajada. Estas horas las cobrarían en negro, para no tener que declararlas a Hacienda ¡Una Jauja, vamos!  ¡Que no pongan disculpas los chavales! “… Que si el trabajo que me ofrecen es un contrato temporal o por obra y luego me echan, que si está mal pagado…” ¡Tonterías! Lo que hay que tener son ganas de trabajar y dejarse de andar de pendoneo  todo el santo día. ¡Vagos, que sois unos vagos y unos viciosos!