Con un pitillo en la boca

Elucubraciones de Fermín Goiriz Díaz


Un cigarrillo
olvidado en el cenicero
otro
entre mis dedos.
Miro hacia tu retrato.
Me quemo los dedos.
Blasfemo.
Prendo un tercero.
Miro de nuevo
a tu retrato
y al cenicero.
Rebosa.
Tu retrato me mira.
Suena la alarma.
La casa está en llamas.
Con un pitillo
en la boca,
busco tu retrato.
Lo agarro y,
fuertemente,
contra mi pecho
abrazado,
espero
a que un milagro
aparezca de entre
las llamas
para salvarnos.

© FERMÍN GOIRIZ DÍAZ

(26/12/2016)

Ver la entrada original

Anuncios