Relatos del Coronavirus

– ¡¿Pitusa?!

– Díme

– ¿Sabes dónde se pudo meter el lagarto?

– Ni idea, ya sabes que es muy suyo… mira en la bañera

– Voy. Gracias.

  Fermín se dirigió hacia el baño para ver si Lolo* estaba allí (así llamaban a la iguana que les había regalado un amigo). Entreabrió la puerta y echó una mirada rápida a la estancia sin ver a Lolo por ningún sitio.

– ¿Joder!¿Dónde se metería el cabronazo este? Oye, Pitusa, en el baño no está, no tienes otra idea de por dónde puede andar.

– Sí. La tengo, pero mejor comemos antes y después te ayudo a encontrarlo.

– Vale, voy en un momento.

  Dos minutos después Fermín llegó a la cocina y se puso a poner los cubiertos, las servilletas y la bebida, tal como hacía normalmente. Y se sentó en su lugar habitual en la mesa. Mientras Pitusa sacaba del horno el asado que había preparado y que ocupaba toda la bandeja del horno.

– Vaya, al final hiciste pollo… muy bien, me gusta.

– No. Es una sorpresa, a ver si te gusta.

– ¿No es pollo? Pues el color de la carne es muy parecida y el olor también… Ya me dirás qué es, me tienes muy intrigado (sonriendo).

– Te lo digo ya, para que no le des demasiadas vueltas a tu limitado intelecto.

– Jajajaja, venga, dime qué es ese manjar.

– Lagarto, concretamente una iguana.

– ¡¿Cómo?! ¡Que vas a comer a Lolo! Pero cómo has podido hacer eso.

– Pues muy fácil. Después de mirar en el frigorífico y saber que la compra que pedimos online no llega hasta pasado mañana por la dichosa pandemia del covid-19 hice lo que cualquier mujer con dos dedos de frente haría… darle de comer al zángano. Es lo que tiene llevar tantos años juntos… una se encariña y…

  En ese momento se oye un gran estruendo causado por Fermín al caer desmayado al suelo de la cocina.

  Fin

  Copyright © Fermín Goiriz Díaz 2020

El protagonismo de Ciudadanos

Pitusacaruncho

En los más de ocho meses que este país está siendo gestionado por un Gobierno en funciones ante la falta de acuerdo para investir a un candidato, Ciudadanos se ha convertido en el centro de atención de propios y extraños. Un protagonismo difícil de entender si tenemos en cuenta que los de Rivera ocupan el cuarto lugar por número de escaños (32 de 350), muy lejos, por cierto, de la tercera fuerza que le duplica en representación.

Sin embargo, los de la formación naranja, que lo mismo negocian con la derecha que con la izquierda, se permiten exigir esto, aquello y lo de más allá, como si fuesen ellos los ganadores de las elecciones. Ahora negocian con los populares un acuerdo de investidura como lo hicieron anteriormente con los socialistas, siempre presentándose como “salvapatrias”.

Es muy difícil de entender ese protagonismo de una formación con tan poco peso en el…

Ver la entrada original 72 palabras más