Estoy indeciso

Tengo dudas con respecto al inefable Aznar, el líder más carismático de Onésimo (tengo dudas de si es Onésimo a secas o con muletilla). La primera de las dudas que me corroe es: ¿Cómo este individuo pudo llegar a ocupar la presidencia del gobierno? Y la otra: ¿Cómo pudo llegar este tipo a presidente del gobierno?. (Ya sé que es la misma pregunta… debe de ser cosa de  que soy gallego y ya se sabe…). Porque no lo entiendo, salvo que en aquella época hubiese alguna conjunción astral rara, pero rara, rara de cojones… que le aupara a la mas alta responsabilidad del Estado… si no, no lo entiendo. O sí, pero no…

Otra vez, don Mariano…

Otra vez utilizando la lucha antiterrorista como arma electoral o de acoso y derribo del vicepresidente don Alfredo Pérez Rubalcaba…. Por qué no se dedican a explicarnos, por ejemplo, cuáles son sus propuestas económicas para cuando lleguen -si llegan- al poder y otras zarandajas que nos tocan de cerca a la mayoría de los ciudadanos… En  lugar de andar enmierdando con asuntos que es mejor no airear. Usted fue ministro de un Gobierno que negoció con ETA, que acercó y liberó presos de la organización a la que el entonces Presidente del Gobierno, el Sr. Aznar, llamó  “Movimiento Vasco de Liberación”… Y que, en  su momento, nadie criticó o, al menos, no utilizó como arma de oposición al Gobierno del PP. No vale todo Sr. Rajoy, mire las reacciones de los otros partidos del arco parlamentario e imite su actitud en este asunto ¡Cállese, Sr. Rajoy!. Deje que el Gobierno de turno, el que sea, haga ese trabajo a mar abierto y por las cloacas… Si es por las cloacas y se manchan demasiado, los encargados de limpiar la mierda son otros, no ustedes. Posiblemente (sinceramente, no lo deseo), le pueda tocar a usted hacer lo mismo… con una sola diferencia, a usted nadie le reprochará nada… la izquierda o pseudo-izquierda es así de masoca ¿afortunadamente?… ya no sé, empiezo a tener mis dudas.
P.D.
Si va a Castellón no intente aterrizar en el “aeropuerto del abuelo” ¡No funciona!. Bueno no funciona para aviones pero se puede pasear por las pistas como enfatizó el Sr. Fabra.

Yo no me medico

Leo que más de 130.000 gallegos ingieren más de seis medicamentos distintos para tratar sus males y unos 18.000 se meten en el body más de quince al día. Vale, ¿y?, ¿qué pasa si se toman esa cantidad de medicamentos, está perjudicando o beneficiando tal ingesta a su salud? ¿Se automedica esta gente o los medican? Porque, si los medican, por algo será, digo yo. O el problema es otro y no me entero. No será que nuestros amados responsables del cotarro sanitario nos quieren lanzar el mensaje de que no nos podemos gastar tanta pasta en nuestra salud, de que debemos de ser más ahorradores en la cuestión y, de que si todo el sistema se va al carajo ellos no tienen nada que ver en el asunto y que la culpa es nuestra por ser unos drogatas compulsivos. Vamos a ver, si yo voy a la consulta del doctor  XP  o a la del doctor Vista (éste es malo de cohones) y le comento que me duele el coxis y zona adyacente. El docto galeno, tras las maniobras correspondientes, me mandará a rascar la zona, a hacer una radiografía, me dará un calmante para que no sufra y pueda sentarme a gusto delante del “computer” o, si es cabroncete, me sodomizará con el índice y el medio… ¡no vaya a ser cosa de la próstata! me dirá para que acepte tal humillación con cierta dignidad. Que quiero decir con lo dicho. Que nadie, en su sano juicio, se receta nada… Para eso vamos al profesional que es el que puede diagnosticar y el que decide que es lo más conveniente en cada caso, según su buen hacer. Y si considera que debemos tomar 2 ó 20 “pilulas“ ¡Él sabrá! No yo. Así que menos tonterías y titulares en primera… Circulares internas dirigidas a los médicos para que hagan buen uso de sus facultades, las que quieran, pero no transfieran la responsabilidad a los que no las tenemos con subterfugios en primera página de los subvencionados medios de comunicaçao.
Y, si de lo que se trata es de que los distintos fármacos no interactúen, los médicos disponen en sus consultas del historial de cada paciente para saber qué le puede recetar o no. Claro que aquí entraríamos en conflicto con la escasez de tiempo que cada médico tiene para atender a sus pacientes, a pesar de la buena voluntad de la mayoría de ellos. En fin, complejo asunto, pero si puede ser, que no endilguen la responsabilidad a los de siempre.