Entrevista a Castelao en Bretaña – 1929

Entrevista a Castelao

Courrier de la Basse-Bretagne

Le Nouvelliste, 12/08/1929

Traducción: Fermín Goiriz Díaz

El señor Castelao es director artístico de la revista Nós, órgano del Seminario de Estudios Gallegos. Es conocido en España y Portugal como escritor y dibujante.

Alfonso Castelao es un hombre de 45 años de edad, de talla alta, moreno de ojos azules, del más puro estilo irlandés. Hace dos meses que inició su recorrido de la Baja-Bretaña, donde perseguía dos metas, hacer olvidar a su esposa la muerte reciente de su úhico hijo, de 15 años de edad, y estudiar el arte religioso de nuestro país para compararlo con el arte español y el gallego.

No hace falta decir que en estas condiciones no tiene tiempo para ejercer la medicina, “porque si un abogado, nos dice el señor Castelao, tiene todo el derecho de hacer versos, sin perder un solo cliente, un médico que quisiera combinar las letras con el ejercicio, vería a todos los enfermos tomarlo por un ignorante”.

Alfonso Castelao, visitó Quimper, Port-l’Abbe, Saint Polde de Léon. Desde Carhaix, se dirigió a Quimper, Lannion, Tréguet, Saint-Brieue, Pointivy, Auray y Cargnac, para partir desde allí hacia París y Galicia.

Durante un rápido paseo que hemos hecho juntos a Kerglaff, para admirar la vidriera de 1490 que decora la iglesia y el calvario rústico de granito que representa de un lado a Cristo y por el otro la “Mater Dolorosa” sujetando a su hijo en el descenso de la Cruz, personajes también frecuentes en los cruceros de España, el líder galleguista, que se expresa en un francés fluido, me mantuvo bajo el hechizo de sus vastos conocimientos.

Temeroso de desflorar su pensamiento, reproduzco lo esencial de nuestra conversación, cuyas percepciones son de naturaleza a interés a nuestros lectores.

-Tenemos en Galicia un movimiento, llamémosle regionalista, si usted quiere, del todo semejante al suyo, con sus extremistas y sus moderados. Pero desde la dictadura de Primo de Rivera, los que tienen ideas federalistas son considerados republicanos, y en España, ser republicano, significa ser revolucionario y todo lo que conlleva de malo.No obstante, los españoles son un pueblo realmente democrático pero es el nombre que la cosa lo que está en abominación.

Muchos de nuestros regionalistas se dicen federalistas, dentro del respeto a la forma monárquica. Pero el federalismo, hasta el legalista, es sospechoso. El último congreso federalista tuvo lugar hace cinco años en Barcelona reuniendo a catalanes, gallegos y vascos. Ahora está prohibido.

Vivimos bajo un régimen absolutamente tiránico, donde está prohibido pensar y escribir sin autorización. Así mismo, la prensa y hasta los libros están sometidos al visto bueno de la censura, de la censura militar. Y no deja de ser una suerte, porque todo el mundo sabe que todo lo militar es esencialmente brutal, poco inteligente.

Los censores militares son, en general, muy ignorantes, no comprenden gran cosa de lo que se dice entre líneas. Mientras los escritos no les llame la atención por su forma expresiva, dejan pasar el espíritu, porque no ven ni gota.

-¿Cree usted que tendrán este régimen largo tiempo?

-Sin duda, porque el dictador está sostenido por el ejército, que forma un Estado dentro del Estado, y también por la iglesia, exceptuando Cataluña. Los oficiales forman una aristocracia privilegiada, unidos por la “juntas”

-¿Pero para qué necesitan un ejército?

-El servicio obligatorio existe en España al igual que en Francia.

-Pase por Francia, que teme las invasiones periódicas de los alemanes pero me parece que España, que no tiene colonias y está protegida por el mar y los Pirineos, está perfectamente asegurda y podría contentarse con las fuerzas policiales.

_Seguramente, pero usted no repara en esas situaciones en seguridad y descanso que este trabajo aporta a los hijos de la familia. Sea como fuese, el ejército sigue siendo la gran institución de España y es sobre ella en quien se apoya Primo de Rivera para mantener su régimen.

No es que la dictadura de Primo de Rivera sea sanguinaria. Las prisiones no están repletas de sospechosos, son las ideas lo que no quieren. Se fomentan celebraciones, manifestaciones, juegos, se animan, el trabajo está protegido, la religión “florece”, somos libres de ir y venir a voluntad, las letras y las artes están desarrolladas. Pero no se puede expresar una idea sobre un cambio social, podría intervenir. Creo que Primo de Rivera es un hombre inteligente; en su caso la brutalidad militar está barnizada de galantería andaluza, pero en general, el pueblo español es muy pasivo, muy tradicionalista, se acomoda a este estado de cosas. Los intelectuales sufren, sobre todo en Cataluña y en Galicia, donde existe el movimiento autonomista del que le he hablado.

-¿Qué diferencia hay entre Cataluña y ustedes?

-Los catalanes son más extremistas en sus opiniones que los gallegos. Cataluña tiene grandes ciudades populosas donde los partidos pueden organizarse. Galicia es pobre, compuesta por pequeñas aldeas y pequeñas ciudades. En Cataluña la burguesía habla Catalán; en Galicia solo el pueblo habla gallego; la alta sociedad y el clero asumió el español como suyo. En nuestras iglesias se predica a los paisanos, ignorantes en esa lengua.

-¿Roma no ha ordenado al clero catalán que predicara también en español?

-Sí y no. A petición del dictador, Roma ordenó al clero de Barcelona expresarse en español en las iglesias, por la presión de las autoridades españolas y de la alta sociedad que asiste a los oficios. Pero estas medidas no fueron atendidas en el medio rural, donde solo se habla catalán. Ya le he comentado que los curas de Cataluña son muy autonomistas. En Barcelona, las homilías eran plataformas antiespañolas; de ahí las medidas exigidas desde Madrid.

-¿Puede Cataluña esperar a liberarse algún día?

-Lo que es certero es el desarrollo continuo del espíritu nacionalista de ese país. A pesar de todas las tentativas abortadas, a pesar de la persecución y la proscripción, Cataluña proclama su fe en su destino. El movimiento tiene en este momento como jefe al señor Francisco Cambó, antiguo ministro de finanzas, un hombre excesivamente rico que construyó en Barcelona un hotel de 5 millones de pesetas, donde ha instalado, servicios, bibliotecas, museos, salas, a disposición de los militantes. Pagó a autores para traducir al catalán, 60 de las más bellas obras maestras de la literatura griega y latina.

Ay! Si tuvieramos un mecenas así en Galicia… Pero, le repito, somos solamente algunos intelectuales desinteresados los que estamos intentando revelar la conciencia nacional al pueblo gallego, y solo podemos hacerlo desde la literatura y las artes. Debido a la hostilidad permanente de los poderes públicos.

-Pero ustedes son más portugueses que españoles. Su destino sería, parece, la incorporación a Portugal.

-España jamás consentiría tal cosa de buen grado. Evidentemente nuestra lengua es puro portugués y Galicia es considerada como la patria de origen de los portugueses (Portus-Gallae).

En América del Sur, donde gallegos y portugueses emigraron en masa, forman grupos homogéneos. Nuestros compatriotas emigrados apoyan nuestro renacer lingüístico con sus suscripciones , y gracias a ellos, nuestro Seminario de Estudios Galegos puede publicar ediciones artísticas.

-¿Cómo es que sus simpatías han tornado hacia Bretaña?

-Hemos ignorado largo tiempo a Bretaña. Nos proclamamos Celtas, una rama del tronco galo en España. Pero nuestra atención estaba centrada, sobre todo en Irlanda. Una tradición común a los “Galos” de España y los “Gaélicos” de Irlanda, vistas las emigraciones que se produjeron en el pasado entre Galicia e Irlanda y que tengamos consanguinidad.

Debemos al traductor de obras maestras portuguesas y francesas, Philéas Lebesgne, que nuestros literatos se interesasen por la Bretaña francesa.

Hemos estudiado su movimiento, hemos seguido sus publicaciones desde hace unos 10 años y ahora, nuestros sentimientos se convirtieron en una certeza. Ninguna duda es ya permitida, Galicia y Bretaña son dos países totalmente semejantes, costumbres, comportamiento, arquitectura popular, música, supersticiones (¿No tenemos, acaso, exactamente las mismas gaitas que las suyas?).

En fin, el arte religioso, las sepulturas de las iglesias, los cruceros. Proceso de una inspiración idéntica que no puede explicarse mas que con el parentesco lejanos de los orígenes de la raza.

Retorno de mi viaje a Bretaña con gran cantidad de documentos y croquis que utilizaré en nuestras publicaciones y nuestros periódicos, para dirigir a nuestros compatriotas hacia la Bretaña. Ver Bretaña es ver una segunda Galicia en ultramar.

En lugar de ir a Italia o Alemania, aconsejaremos a nuestros turistas venir aquí…

La Bretaña es todo un mundo. Es pequeña sobre el mapa y se dice: la recorreré en unas semanas. ¡Qué sorpresa encontrarla tan diversa y variada! Cuando se pasa Pont-l´Abbé en Roscoff, uno cree que haber cambiado totalmente de país. Uno puede creer que ha atravesado fronteras, cuando realmente solo hemos recorrido unos pocos lugares. Aquí a cada paso, el paisaje, las gentes, las vestimentas, el arte, todo cambia como en una película rápida. Y para conocer Bretaña harían falta varios años.

Tengo la impresión de que la lengua bretona está bien viva. En las iglesias siempre se escuchan los sermones en bretón. Si el clero está con la lengua es una gran fuerza para ella.

– Así es, tenemos incluso dos obispos bretones en Quimper y en Vannes, y dos de origen bretón, en saint-Brieuc y Nantes.

-Estarán felices. En Galicia, es Madrid quien nombra los obispos, y es un español quien ocupa la sede arzobispal de Santiago de Compostela.

Voy a ponerme a estudiar el bretón. En mi proxima visita, lo leeré. No volveré solo, varios compatriotas me acompañarán.

-Trate de hacer coincidir esa visita con algún congreso o festival bretón. Es necesario que vea a los bretones en las manifestaciones de sus sentimientos nacionales.

Álbum de imaxes da folga xeral do 12 de xuño en Ferrol / Álbum de fotos de la huelga general del 12 de junio en Ferrol

Milleiros de persoas -cen mil según algunhas fontes- participaron na movilización que serviu de colofón a folga xeral convocada polos sindicatos en demanda de solucións para unha comarca que está a sufrir un dos índices de paro máis altos do país cun porcentaxe do 32% de desemprego. O desmantelamento do sector naval -o pilar industrial máis importante da comarca-, estase a ver agravado polos problemas que están a atravesar outras industrias punteiras como Megasa ou Gamesa que están inmersas en sendos Eres. Os ferrolán están fartos de promesas incumplidas tanto por parte do Goberno central como da Xunta de Galicia, e reclaman solución urxentes para evitar a morte dunha comarca que abrangue a máis de douscentos mil habitantes. A multitudinaria marcha discorriu de forma pacífica polas principais rúas da cidade. Unha cidade que mostrou un apoio sin fisuras os traballadores, mantendo pechados os seus establecimentos comerciais durante toda a xornada.