Pantín a las 21:49

Pantín - a las  21.49h - F. Goiriz (Large)

Anuncios

Cantón y alrededores, Ferrol

¿Dónde se deber leer el periódico para no tener un apuro fisiológico en el lugar equivocado?

Es obvio, sentado en la taza del váter con los pantalones y calzoncillos a la altura del tobillo para tener mayor libertad de movimientos y amortiguar posibles sobresaltos varios. Ya sé que no descubro nada nuevo, pero nunca está de más recordarlo. Hoy mismo, sin ir más lejos, me habría ido por la pata abajo, con las desagradables consecuencias para el entorno cercano, de no haber estado en el “excusado”. La causa, aunque parezca mentira, no fue porque el Sr. Trichet (Jean-Claude) aconseje al Gobierno de España que se moderen los salarios de los trabajadores y se abarate el despido de los mismos, no, eso hasta me parece lógico viniendo de quién viene la propuesta. Tampoco que el Gobierno pacte la subida de impuestos a las rentas más altas y luego, ante la amenaza (¿chantaje?) del otro partido pactante ICV-IU y el… ¡Ojo con lo que hacéis! (¿chantaje?) de CIU… pliegue velas a toda leche; que va, para nada, eso forma parte del juego político en pos del interés general del Estado. Lo que realmente me produjo un derrame de fluídos (sí, veo CSI) descomunal fue al ver que en una encuesta en La Voz de Galicia dónde preguntan a sus lectores: “¿Cree que abaratar el despido permitirá crear más empleo?” El 51% de los que participan contestan afirmativamente… ¡Pa cagarse! Perdonen ustedes mi forma, debo de reconocer que un poco escatológica, de escribir… uno intenta reformarse, pero es difícil perder ciertos hábitos a determinadas edades.

Hoy tengo un mal día… otra vez

Mal día, enfadado y tomando un té verde que me causa el mismo placer que una endoscopia. Enfadado porque unos gilipollas libertadores de no sé qué, destrozan la vida de un hombre, en este caso un policía nacional, Eduardo Puelles García. Podía ser otro cualquiera, policía, guardia civil, peón caminero, político o un niño que casualmente pasaba por allí… Qué más les da ¡Les importa un huevo! Daños colaterales de la lucha por la libertad o algo así, esgrimirán en su descargo estos “valientes” patriotas descerebrados de la ETA.

Vayan desde aquí mis condolencias para su familia.

Necesito un anticiclón

Necesito un anticiclón, pero no uno cualquiera, no, el que necesito se le llama “de las Azores”. Y la cosa es urgente, muy urgente, incluso diría que vital para mi subsistencia como bicho humano. Mi seso (no confundir con sexo), mis huesos (dicen los galenos que no duelen… si yo les contara), mi esposa (ahora sí que va de sexo), mi economía (tengo la calefacción a todo trapo)… necesitan al “de las Azores” (no confundir con “los de las Azores”) como agua de mayo. Estoy dispuesto, si no queda otro remedio, a pedir un crédito bancario por la cantidad que el dueño del anticiclón considere oportuna… En el más que probable caso de que la banca no me preste el dinero necesario, estoy dispuesto a vender mi colección de relojes de arena del desierto del Sahara (adjunto certificado de autenticidad de una joyería de Andorra) para hacer frente a la cantidad que se pida. Como pueden observar, el asunto del anticiclón no es ninguna tontería… me va la vida en ello. ¡Joer! Que Llevamos casi un mes sin ver el Sol y, aunque uno está habituado al clima existente por aquí, ya empieza a cansar tanta agüilla (bendita sea, pero en su justa medida) ¡Amén!