Playa de Campelo, Meirás (Valdoviño)

Sé que hay mucha polémica sobre si esta playa pertenece al Concello de Valdoviño o al de Narón, yo me decanto por  el de Valdoviño, si estoy equivocado mandarme pruebas documentadas de lo contrario. Sea como sea, lo cierto es que se trata de una playa preciosa, muy concurrida por los surferos y otros especímenes acuáticos durante todo el año. Para los que prefieren dedicar su tiempo libre a tostarse al sol, tiene el inconveniente de que durante la pleamar no queda mucho sitio donde poner una toalla y no hay un chiringuito en 1km a la redonda, así que, llevar el avituallamiento adecuado a las necesidades de cada uno.

Un cigarrillo de premio

Resulta que ahora me entero de que a los caballos les encanta el tabaco, según me cuenta el sr. Ricardo, dueño del que os muestro en la imágenes, por eso siempre le premia con un cigarrillo tras un buen trabajo. Desconozco las sensaciones que experimenta el jaco tras la ingesta de la nicotina. Aunque, por la forma de sacar la lengua después del “chute”, parece que la cosa le sienta muy bien.

Hortensia i Abilio “O Bigotes”

Sen dubida esta parella son dos persoiros máis coñecidos da nosa parroquia por rexentar un dos negocios máis antiguos do lugar, o café-bar Miramar, e por seren boa xente. Nesta foto nos mostran os seus paxaros parlanchíns, que sempre están a pedir bicos ou de comer. Non fai falla decirlles que son guapos, tan convencidos están diso que repiten como o que son “¡Lorito guapo!

Las vieiras de la famosa cocinera

Hoy estoy enfadada y asombrada de hasta dónde puede llegar la hipocresía y el corporativismo en las “altas esferas”. No pretendo prejuzgar a nadie (dios me libre) y mucho menos a cocineros, perdón, restauradores, que se han ganado su prestigio a pulso, supongo. Me refiero, como habrán supuesto, al decomiso hace pocos días en Ferrol de vieiras con una toxina que, según dicen los expertos puede provocar amnesia. En ese decomiso se vio involucrada una importante cocinera  de Santiago (su restaurante tiene una estrella Michelín) y no pasaron cinco minutos sin que, buena parte de la profesión, mostrasen su adhesión a la susodicha. Ayer, según recoge hoy la prensa un grupo de intelectuales se reunió para cenar en su restaurante con el mismo fin.

Todo me parece muy bonito pero hay un dato que es irrefutable, al margen de otras consideraciones, y es que esta señora estaba comprando marisco a un grupo de furtivos (algunos en la cárcel, por cierto) y, supongo yo, que esa será una actividad ilegal que no sé cómo se puede justificar. Además, la cocinera cuando salió del juzgado en libertad con cargos, declaró que estaba comprando esa mercancía para hacer un favor a los clientes y vender el producto más fresco posible. Por favor….

Personalmente estoy harta de que se nos hagan favores y cuando salimos a comer fuera de casa lo que queremos es que nos presenten un producto de primera calidad y con todas las garantías y si no lo podemos pagar, nos quedamos en casa.

Pitusa

Garita de Herbeira

También conocida como Vixía de Herbeira, está situada en el límite de los municipios de Cedeira y Cariño en la  Serra da Capelada y muy cerca del santuario de San Andrés de Teixido. Construída en el siglo XIII sobre unos acantilados casi verticales con  una altitud de 620 metros  (dicen que los más altos de Europa occidental), servía de refugio para los hombres destinados allí con la misión de alertar de la llegada de barcos piratas. Visita obligada si os dáis un garbeo por esta zona.

Sapo común

Como con el erizo también esta vez fue Leo (a miña cadela) la que con sus ladridos me permitió “pillar” a este sapo, no sé si común o partero o común partero, que andaba a sus anchas por el jardín y que espero continúe por ahí haciendo sus labores durante mucho tiempo.

Pantín Classic 2008 (4)

Había dicho que la de ayer sería la última entrada sobre el Pantín Classic, rectifico lo dicho y os subo otra serie de fotos de los días 4, 5, 6 y 7

Pantín Classic 2008 (3)

Como es la última entrada sobre el Pantín Classic de 2008, me voy a permitir un pequeño comentario sobre el evento. Debo decir que a mí ya me cogió un poco tarde esto del surf y, en segundo lugar, creo (es una opinión) que es un deporte más para disfrutar de su práctica (como casi todos, por otra parte), que ser mero espectador del mismo. A mí me resulta algo tedioso tirarme 1h en la playa, como mínimo, para ver tres o cuatro filigranas dignas de mención. Por lo demás nada que objetar, se puede disfrutar del arenal igual que si no hubiese campeonato, dinero para hosteleros y caseros, publicidad internacional de la zona, buen ambiente… Sólo un pero, no podría habilitarse una zona de acampada, más o menos decente, para que los chavales que nos visitan puedan instalarse sin necesidad de amagar (tras la visita de la Guardia Civil o de la Policía Local) que desmontan el campamento para volverlo a levantar al caer la tarde .

El chiringuito de Movistar

Pleamar a tope, tandas clasificatorias del Pantín Classic en marcha y hete aquí que todo cristo deja de atender a las mismas y centrarse en la colocación de un chabolo de Movistar en la zona acotada por la organización del evento… Me temí lo peor pero, afortunadamente, con un poco de sentido común por parte de los “linces” de la maniobra, éstos optaron por arriar la caseta y dejar para más tarde el traslado de la misma. Os juro que pensé que me iba a hacer de oro vendiendo las fotos del desastre a todos los medios de comunicaçao. Mejor que acabase así.

Fiestas de San Martiño, en Marnela (Pantín)

Las siguientes fotos nos dan testimonio gráfico de la entrega por parte de Pita de un donativo de 250€ a un miembro de la comisión de fiestas, sin embargo algunos ponen en duda tanta genorisidad y dicen que fue un alarde del Pita que, compinchado con Rober, fingió la entrega del dinero para quedar bien ante la cámara.