En periodo de reflexión

Me despido de ustedes, vosotros, hasta el próximo lunes si no hay contratiempos que lo impidan. Porque hoy es día de reflexión y no puedo distraerme con tonterías. Espero que semejante desgaste cerebral no me produzca daños irreversibles. El domingo, tras tan larga cavilación y, espero que con el voto decidido, iré a depositar mi papeleta en la urna y luego a tomar unos vinos de Ribeira Sacra (por puro patriotismo galego, porque me va más el Rioja o el Ribera del Duero… que le vamos a hacer). Tras la cata (por no llamarla ingesta) me retiraré a mi mansión y, si no hay orden en contra, me dedicaré a metabolizar el rojo caldo en mi sillón (el que tengo) favorito hasta el lunes. La paz sea con vosotros hermanos ¡Siempre!

Anuncios

Un seísmo sacude a Pantín

Ayer sobre las 7 de la tarde un seísmo sacudió nuestra querida parroquia. La verdad es que fue algo flojo, por lo que no puedo mostraros fotos de desperfectos en las estructuras,  ni de cadáveres bajo los escombros, que es lo que vende… una mierdecilla de terremoto, vaya. Ya en serio, he de decir que lo único que sentí fue como si hubiesen explosionado una carga de dinamita en una cantera lejana. Pitusa, mi circunstancia, no notó absolutamente nada… sin embargo varios vecinos salieron de sus casas algo acojonadillos, o son más sensibles que nosotros  o nuestro sistema de alerta temprana animal ya está hecho una mierda. Esperemos que la naturaleza se dé por satisfecha con este pequeño susto y se tome un largo descanso.

Estoy ansioso

Estoy ansioso porque llegue el día 1 de marzo. Ansioso por ir a depositar mi voto en la urna y, así, por fin, descansar… gane quién gane. Lo de gane quién gane no quiere decir que no tenga preferencia por un partido u otro, no, todo lo contrario. Pero yo y, creo que la mayoría del personal tiene muy clara su decisión desde hace mucho tiempo. Unos por ciencia infusa y otros por “infusión empírica” (como decía un amigo), otros, los menos, porque se han leído los programas de las formaciones políticas de la A a la Z y, otros muchos, por amor inquebrantable  a las siglas. Además, creo que mi ansiedad también se debe a un aburrimiento absoluto por  tantas promesas, críticas, descalificaciones, vídeos en You Tube (que no puedo ver porque mi “velocidad” de conexión no es tal), etc. Aburrido de mirar la parrilla de las televisiones por si hay algún debate entre las “figuras” de los distintos partidos y observar un día tras otro que no, que no hay debate… para qué.